El sistema de construcción en seco constituye una importante innovación en la historia de las técnicas constructivas. Desembarca en la Argentina hace más de 37 años de la mano de Durlock, recibiendo la aceptación inmediata en arquitectura comercial, industrial y hotelera, garantizando el máximo nivel de confort y calidad de terminaciones.